Templates by BIGtheme NET

Banco Popular amenaza con rescindir todos sus contratos de préstamo hipotecario si el Tribunal de Justicia de la UE falla contra la cláusula suelo

demandamos.es || 3/3/2016

Son declaraciones sin precedentes en el sistema bancario internacional. El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha hablado en una entrevista en elEconomista sobre la posibilidad de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) condene a la banca a devolver todo el dinero cobrado en exceso como consecuencia de la nulidad de la cláusula suelo de los préstamos hipotecarios.

En la actualidad, el criterio jurisprudencial del Tribunal Supremo español consiste en que, declarada la nulidad de la cláusula suelo por sentencia, los bancos solo tienen que devolver las cantidades cobradas desde el 9 de mayo de 2013. El TJUE decidirá en próximas fechas si el criterio del Tribunal Supremo es conforme o no al Derecho de la Unión Europea, según el cual una cláusula abusiva no puede vincular al consumidor (y hay reiterada jurisprudencia comunitaria al respecto).

Sobre la posibilidad de que el TJUE obligue a la banca a devolver todo el dinero, el presidente del Banco Popular ha dicho lo siguiente: “Yo diría que, por un lado, los efectos de esa declaración de efecto retroactivo total no son extrapolables del impacto de corto plazo, porque muchos años las cláusulas suelo no han funcionado, ya que los tipos de interés estaban más altos, y por otro lado, en función del daño económico, los bancos podrían plantear la nulidad total del contrato, lo cual habría que hacer una restitución de prestaciones. Esto provocaría una confusión y complicación de difícil solución”. Ante la sorpresa, el periodista pregunta de nuevo, y Ron reitera su respuesta: “Sí, podría darse, ya que incluso podríamos decir que como la cláusula suelo es nula desde el principio, se anula la hipoteca. Entonces, en ese supuesto, el cliente tendría que devolver el importe de la hipoteca y el banco los intereses cobrados. No tiene sentido”.

Según Ron, si el Banco Popular se ve obligado a cumplir con la legalidad por haber incorporado una cláusula abusiva a sus clientes, la reacción de la entidad sería la de reclamar a los clientes la devolución del dinero prestado y con intereses. Ron parece referirse a la llamada acción rescisoria. Sin embargo, no tendría la más mínima posibilidad de prosperar, ya que el régimen de nulidad de las cláusulas abusivas es una cuestión de legalidad y el banco no puede invocar lesión injusta alguna por incumplir la ley.

Lo que parece que pretende el presidente del Banco Popular es ejercer presión al Tribunal de Justicia de la UE. El Tribunal Supremo ya sucumbió al chantaje, en una Sentencia sin parangón en ningún Estado de Derecho. El Alto Tribunal español argumentó que si los bancos tuvieran que devolver el dinero cobrado ilegalmente sufrirían un “riesgo de trastornos graves con trascendencia al orden público económico”. También el Gobierno español se ha posicionado del lado de la banca, llegando a realizar alegaciones ante el TJUE para que éste siga el criterio del Tribunal Supremo. Y si no se trata de una amenaza, Banco Popular estaría trasladando una señal inequívoca a los mercados internacionales de que carece de la más mínima solvencia, lo que podría desencadenar una nueva crisis financiera de carácter sistémico. Hay que recordar que los bancos tienen obligación de dotarse de provisiones para afrontar decisiones judiciales de este tipo, por lo que Banco Popular podría incurrir en irregularidades contables de incalculables consecuencias.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*