Templates by BIGtheme NET

Cerco judicial al Método 365/360

Cerco judicial al Método 365/360

El Método 365/360 es una práctica abusiva que consiste en utilizar el llamado año comercial (de 360 días) en el denominador de la fórmula matemática, con la consecuencia de que aumentan las cuotas de los préstamos. Se trata de una fórmula que simplificaba los cálculos en una época anterior a la generalización de la informática, pero que en la actualidad resulta ilícita. El anexo V de la Orden de transparencia (Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre) dice que los “intervalos entre las fechas utilizadas en los cálculos se expresarán en años o fracciones de año. Un año tiene 365 días (en el caso de los años bisiestos, 366)”.

Aunque la inmensa mayoría de los bancos ha cesado en el uso del Método 365/360, los que se resisten a cumplir la legalidad están comprobando cómo cada vez se dictan más resoluciones judiciales que declaran su carácter abusivo. Un buen ejemplo por su contundencia y claridad es el reciente Auto del Juzgado de Primera Instancia Nº5 de Cáceres, de 23 de enero de 2015. El Auto señala que dicha práctica es “abusiva por contraria al artículo 3 núm. 1 de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores en cuanto que causa en detrimento del consumidor un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que se derivan del contrato”.

Y continúa: “Es cierto que la práctica de utilizar el año comercial en el cálculo de intereses es inveterada entre los usos bancarios. Ello tenía sentido en épocas anteriores a la informática para facilitar el cálculo de los intereses, evitando tener que hacer la división por 365 o 366 días según el año fuera o no bisiesto. Pero no en la actualidad, de modo que dicha práctica ha sido muy discutida por el propio Banco de España en su informe sobre buenas prácticas bancarias en la Memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España del año 2009. Y esa especie de redondeo a la baja lo es en detrimento del consumidor”.

Un aspecto muy relevante del Auto es que conecta el Método 365/360 con la Jurisprudencia consolidada del Tribunal Supremo en relación con las ya anuladas cláusulas de redondeo al alza, “cuya similitud con el redondeo del cálculo de los intereses es más que evidente”. Además, el Auto señala que la cláusula en cuestión (utilizada en este caso en un contrato de préstamo del Banco Santander) es “un tanto oscura”, por lo que no cumple “los requisitos de claridad y sencillez en los contratos con consumidores y usuarios”, y concluye señalando lo dispuesto en la Orden de transparencia para la duración del año. El Juzgado finaliza su argumentación con una claridad digna de elogio: “Resumiendo, el cálculo de los intereses con la utilización del criterio del año comercial es una cláusula abusiva y, por tanto, nula”.

Esta resolución judicial pone de relieve una vez más la gravedad de que Unicaja utilice el Método 365/360 de forma generalizada para calcular los intereses remuneratorios de los préstamos hipotecarios, una práctica que ya pueden impugnar conjuntamente y a bajo coste los miles de consumidores afectados, ya que el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Málaga ha legitimado al Grupo de Afectados por las Hipotecas de Unicaja para demandar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*