Templates by BIGtheme NET

El fraude de las preferentes pudo evitarse

Fraude de las preferentes

Miguel Á. Andrés | 10/8/2015.     A estas alturas pocas personas desconocen el escándalo de las participaciones preferentes. Hoy día los Juzgados no paran de dictar sentencias favorables a las personas engañadas por las entidades financieras. Sin embargo, prácticamente no se ha investigado el carácter sistémico del fraude y sus orígenes.

Las primeras emisiones de participaciones preferentes se realizaron desde paraísos fiscales (Islas Caimán) a fin de eludir el pago de impuestos. La Fiscalía inició una investigación que archivó en febrero de 2003, y ello pese a dejar constancia del fraude fiscal que estaban cometiendo las entidades financieras.

Pero pronto el fraude fiscal iba a ser “regularizado” por el legislador. Así, puede leerse en Expansión (23/3/2003): “Las emisiones de preferentes desde España tendrán una fiscalidad favorable”. El exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo criticó tempranamente esta decisión en una conferencia (5/4/2004): “El Gobierno se aprestó a una reforma legal que regularizara dicha situación, incluso con efectos retroactivos, decisión que nos parece incompatible con las exigencias de un Estado social de derecho”.

La estafa de las preferentes se desencadenó por la ignominia de las entidades financieras y porque fallaron otros muchos controles, pero el hecho de que el legislador otorgara a las preferentes un tratamiento fiscal favorable para los bancos creó, cuando menos, un entorno propicio para el fraude.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*